Opinión

Junto con los integrantes de la Coparmex, ya no declararán más sobre la actuación del alcalde Marco Antonio Leyva Mena, pues no caerán en una guerra de descalificaciones Tania Nereida Catalán Ante la situación de violencia que vive Chilpancingo, integrantes de la Canaco han tenido que emigrar a otras entidades, ya que debido a la omisión de las autoridades ministeriales, prefirieron huir que presentar las denuncias de extorsión que padecen. El presidente de la Canaco Chilpancingo, Víctor Manuel Ortega Corona, manifestó que por acuerdo con los más de 500 miembros de la Cámara Nacional de Comercio de este municipio junto con los integrantes de la Coparmex, ya no declararán más sobre la actuación del presidente municipal Marco Antonio Leyva Mena, toda vez que no caerán en una guerra de descalificaciones, “cuando a toda la sociedad que vivimos en esta capital nos consta los problemas sociales que enfrentamos”. Entrevistado al término del encuentro empresarial que sostuvo la Coparmex Chilpancingo, quien tuvo como invitado a Javier Saldaña Almazán, Ortega Corona lamentó que a pesar de las múltiples denuncias sobre las agresiones a empresarios, continúan sufriendo extorsión; hace una semana dos integrantes de la Canaco tuvieron que emigrar a otros estados, toda vez que les pedían grandes cantidades por dejarlos abrir sus negocios, pero decidieron no denunciar, pues dijeron que la autoridad no hace algo para detener a la delincuencia. Declaró: “Yo creo que cada persona tiene calidad moral, tiene una responsabilidad como ciudadano, pero vemos que este valor ya se perdió hasta en las autoridades que están obligadas a velar por las necesidades que se padecen, no es posible que sigamos declarando la situación de violencia que vivimos, y vayamos peor, la semana pasada dos de nuestros miembros de la Canaco Chilpancingo se fueron a radicar fuera de Guerrero, ya que no aguantaban más extorsiones, prefirieron cerrar que ir a denunciar y que no proceda en nada su queja”. Lamentó la postura que asumió el alcalde de Chilpancingo al decirse atacado por los empresarios, cuando él sabe que las demandas de seguridad y proveeduría, eran parte de la necesidad que tienen los comerciantes para salir adelante, pero como no lo comprendió, “prefirió descalificar que hacer algo bueno por el municipio”. El líder empresarial dijo “no vamos a seguir el juego del alcalde, ya que no abona a las condiciones que vive Chilpancingo, a quien vemos tan convulsionado, no caeremos en el desgaste social con él, cuando es de sobra ver la mala administración municipal que lleva; claro que le pedimos como empresarios una proveeduría, porque de eso nos mantenemos y mantenemos nuestra familia y no es posible que diga que le exigíamos eso, porque pretendemos posicionarnos políticamente. No se vale que el alcalde se escude en eso y no en solucionar los verdaderos problemas que se padecen en Chilpancingo”.

David Martínez Téllez El mismo presidente municipal anunció su retirada. “Existen como 12 aspirantes y eso crea una enorme división”.[…]

Lee más